CONVENIO COLECTIVO DE ZONA FRANCA - SE COMPLICA EL TEMA



El XXIII Convenio Colectivo tiene que ser el que afiance nuestras posiciones y pongamos en orden ciertos aspectos que comienzan a ser insoportables. El malestar de la plantilla y la imagen que tienen de  la Empresa en los últimos tiempos no es casualidad y no se arregla mejorando los lavabos. En la crisis que hemos atravesado en estos años nuestra Compañía en España eligió un modelo: el de la precarización extrema. Esta Compañía ha pasado de ser una Empresa que la gente la miraba con buenos ojos, ya que daba una estabilidad laboral y buenas condiciones de trabajo, a ser una ETT que no hace más que llenar los centros de rehabilitación con sus trabajadores/as. Podemos poner algunos ejemplos del malestar de la Plantilla:

Contratos eternamente temporales: Vemos como los trabajadores/as que tienen que ser la base de la generación de futuro y que tienen que dar continuidad a esta compañía, parece ser que va ser eternamente temporal, concadenando contratos en fraude de ley y sin solución. El salto de un contrato temporal a uno de interinidad también forma parte de nuestro día a día y de la precariedad que hay que regular. La figura de los fijos discontinuos se firmaron con la mejor de las intenciones pero está resultando también una forma de precarización ya que este contrato no hace más que alargar la agonía creando un obstáculo en el camino a ser indefinido, sin más compromisos que el asegurarte trabajar un mes al año.
Salario de Ingreso: Un salario de ingreso que tanto en taller como en oficinas abre una brecha importante entre trabajadores/as que realizan el mismo trabajo. Los trabajadores/as no se sienten valorados y muchos terminan abandonando la compañía ante el agravio comparativo. Otros simplemente utilizan Nissan para hacer currículum para luego buscar la estabilidad en otro sitio. Reducir hasta eliminar esa brecha tiene que ser un objetivo de todos/as, no se puede permitir que una persona la echen y la contraten en una semana y vuelva a empezar de cero la progresión.

Ritmos abusivos y cero inversiones en ergonomía: Cada día vemos como compañeros/as se están lesionando en unas cadenas productivas obsoletas, eso acompañado a unos ritmos insoportables. No se puede poner por delante el beneficio económico a la salud de los trabajadores/as, esos que Nissan siempre dice que somos su mayor baluarte.

Prejubilaciones: Vemos como la Compañía cada día se preocupa menos de las condiciones de salida de los compañeros/as con edad de prejubilarse. Hemos vivido episodios lamentables en los últimos tiempos, y el carácter discriminatorio a la hora de decidir quien se va y cómo, está levantando ampollas. Buscar una buena salida a las compañeros/as que llevan toda una vida en Nissan, fijando una edad de salida y unas condiciones pactadas colectivamente es una pieza fundamental para CCOO.

Compromisos industriales y de empleo: Los acuerdos están para cumplirse y no sólo por una parte. Los trabajadores/as sufrimos el esfuerzo que pusimos para conseguir un nivel de producciones y un nivel de empleo, y ni ha llegado una cosa ni otra. En el momento que una parte no cumple un acuerdo la otra parte no tiene por qué hacerlo, ¿no?

CCOO está harta de que aquí lleguen directivos que ven nuestra Planta sólo como un tránsito o como una catapulta para relanzar sus carreras. En esta fábrica hay miles de personas que tenemos el objetivo de jubilarnos aquí en las mejores condiciones y a poder ser sin daños físicos, y no estamos dispuestos a que nadie juegue con nuestra salud y con nuestro dinero por ganarse un puesto en la alta Dirección de NISSAN MUNDIAL, vacilando que ha precarizado nuestro empleo, porque tendrá a CCOO enfrente, y el XXIII Convenio es nuestra oportunidad.

Comentarios

Entradas populares