La planta de Nissan aspira a fabricar 25.000 unidades más de una ‘pick up’

La dirección pide más flexibilidad a la plantilla la Zona Franca para ganar la puja a la planta sudafricana



La dirección de la planta de Nissan de la Zona Franca ha retomado esta semana las negociaciones con los sindicatos para optar a la fabricación de 25.000 unidades más de la nueva pick up de la firma nipona. Está previsto que en 2014 la fábrica barcelonesa comience a producir 60.000 unidades de la 1Tone, su designación a falta del nombre comercial. Pero lo que persigue el máximo responsable de las operaciones industriales de Nissan en España, Frank Torres, es arañar a una planta de Suráfrica la producción de otras 25.000 unidades que corresponden al modelo de cabina simple, para solo conductor y acompañante. La decisión se tomará el próximo lunes.

Para conseguirlas, la dirección pide a la plantilla una mayor flexibilidad en sus condiciones de trabajo (crear una bolsa de días y horas y que la planta no cierre en agosto); incrementar la capacidad productiva con un nuevo turno de fin de semana y reducir el salario en el 25% a los nuevos empleados. A cambio, Nissan argumenta que la producción adicional de la pick up supondría una inversión de 14 millones de euros y la incorporación a la plantilla de 300 empleados que ahora son temporales. Con todo, los sindicatos exigen mayor concreción sobre las futuras cargas de trabajo.

La cuestión de fondo está en que más allá de las 25.000 unidades de la 1Tone, la filial española de Nissan quiere enviar a Japón el aviso de que quieren y pueden producir más. “Pese a la crisis, estamos en un momento de crecimiento y la adjudicación de la producción adicional supone lanzar a la matriz en Japón el mensaje de que, aunque podríamos quedarnos tal como estamos, queremos crecer”, defiende Torres.

La planta de Nissan de la Zona Franca atraviesa un momento relativamente dulce tras la grave crisis que cerró hace cuatro años con dos regulaciones de empleo consecutivas. A partir del año que viene, la fábrica barcelonesa comenzará también la producción en exclusiva para todo el mundo del modelo eléctrico de la furgoneta NV200. Con la furgoneta y la pick up la planta tocará el techo de producción de dos turnos diarios, 140.000 unidades anuales. Pero Torres ambiciona recuperar el tercer turno y superar así los 200.000 vehículos fabricados. El directivo recuerda que el plan de Nissan para 2011-2016 incluye dar un gran salto, de 4,5 millones de unidades a 7 millones y el lanzamiento de 54 nuevos modelos. Y Barcelona quiere participar: “Queremos mandar un mensaje potente sobre nuestra competitividad y nuestra voluntad de crecer”, insiste Torres.€



Comentarios

Entradas populares