Una política equivocada de Nissan



CC.OO. alerta sobre la repetición en Ávila de la situación generada Barcelona
Ávila, - El representante de Comisiones Obreras en el comité de empresa de Nissan en Barcelona, Raúl López, ha alertado esta tarde a sus compañeros abulenses acerca de la posibilidad de que se repita en la fábrica de Ávila la misma situación que en la factoría de Barcelona a principios de enero.

López ha hecho estas declaraciones a los periodistas minutos antes de asistir en Ávila a la reunión de la Sección Sindical Intercentros de CC.OO., para analizar los contenidos y consecuencias de los acuerdos de las plantas de Barcelona y la situación en los centros de Nissan en España.

En este sentido, ha recordado como su sindicato se opuso en enero al acuerdo que suponía sacrificios salariales y flexibilidad para los empleados de la factoría barcelonesa, con el objetivo de poder optar a producir la furgoneta "pick up", que finalmente le fue adjudicada.
En este sentido, el representante de Comisiones Obreras ha explicado que aquella postura contraria al acuerdo fue adoptada al considerar que suponía "un retraso en las condiciones laborales y salariales del conjunto de trabajadores", rompiendo lo firmado en el Plan Industrial rubricado en 2009.

El plan suponía la "reestructuración de la fábrica" desde el punto de vista del empleo y la adjudicación de inversiones por parte del Ministerio de Industria y la de Generalitat de Cataluña, "a condición de que la dirección de Nissan adjudicara un nuevo producto en 2012".
A falta de que la multinacional japonesa "cumpliera con la parte de su acuerdo", adjudicando el nuevo producto, a finales de 2010 llegó la "sorpresa" por parte de Nissan, que puso como condición la firma de un nuevo acuerdo de convenio colectivo "cuando ya había uno firmado recientemente".

Tras recordar que Comisiones Obreras se negó al proceso de negociación en el que "sólo ganaba una parte aprovechándose de la situación de crisis de España", Raúl López ha alertado a sus compañeros de Ávila para que estén alerta e impidan que una situación similar se repita en la factoría de vehículos industriales.

El acuerdo rubricado entre Nissan y el comité de empresa de la fábrica de Ávila el año pasado supuso la salida de 147 de los 648 trabajadores de la factoría, de ello 62 voluntarios y 87 mediante prejubilaciones, dejando la plantilla en 501 empleados, al menos hasta el 1 de abril del año 2014, cuando está previsto el retorno de 29.

También podrían volver antes, si el mercado se recupera y la producción alcanza previamente las 17.000 unidades, mientras que la plantilla aumentaría hasta los 540 ó 550 trabajadores si las producciones alcanzaran las 23.000 ó 25.000 unidades.
"Lo sucedido en Barcelona es algo de lo que tenemos que aprender en todos centros, estando alerta y respondiendo con las medidas necesarias", ha añadido López.

En el mismo sentido se ha expresado el representante de Comisiones Obreras de Nissan Ávila en el Comité de Empresa, Óscar García, quien ha recordado el esfuerzo realizado por la sociedad abulense, por las instituciones y la plantilla el año pasado.

"Hora les toca a ellos", ha dicho en referencia a Nissan, que el año pasado produjo en la fábrica de Ávila 13.500 unidades, 2.500 más de las previstas, aunque no prevé que la factoría alcance antes de 2014 las 17.000.

Comentarios

Entradas populares