REFORMA LABORAL = HUELGA GENERAL

Ante la decisión del Gobierno de poner en marcha una reforma laboral perjudicial para los trabajadores y trabajadoras, CCOO y UGT hemos convocado una huelga general para el 29 de septiembre.

España se encuentra en una grave situación con más de 4,6 millones de personas desempleadas. Somos el país que más empleo ha destruido en el tiempo que ha transcurrido desde el inicio de la crisis. Más del 40% de los jóvenes está sin trabajo.

En la época de crecimiento no se ha invertido en mejorar los problemas de nuestra economía ni se ha favorecido la consolidación de la industria.

¿Por qué hemos llegado a esta situación?

Durante la época de crecimiento, ni los gobiernos ni los empresarios se preocuparon por cambiar las cosas. La actividad se centró en la construcción residencial y el consumo.

Los bancos animaron a las familias a endeudarse con una avalancha de ofertas de crédito. Los empresarios no reinvirtieron en sus empresas una parte de los grandes beneficios que obtuvieron.

Mientras tanto la industria fue perdiendo cada vez más peso. En el conjunto de la economía española la temporalidad superaba el 30%.

Entramos en crisis por la ambición de los mercados financieros (que funcionan sin ningún tipo de regulación).

En España se agrava como consecuencia de nuestro modelo.

El mismo que, a día de hoy, nadie plantea cambiar, excepto los sindicatos.

El Gobierno cambia de posición incumpliendo lo que había venido afirmando.

Al inicio de la crisis, el Gobierno afirmaba que no aplicaría ninguna política que fuera en contra de los pensionistas y los trabajadores, que no teníamos por qué pagar una crisis que no habíamos provocado.
Unos meses después, las únicas decisiones que ha adoptado van, precisamente, en esa vía: Los principales perjudicados somos los pensionistas y los trabajadores.

El plan de ajuste

El 20 de mayo el consejo de ministros aprobó un plan de ajuste que supone:

Congelar las pensiones (incumpliendo los compromisos que garantizaban una actualización de las pensiones según el IPC).

Recortar los salarios de los empleados públicos (incumpliendo un pacto que habían firmado con los sindicatos pocos meses antes).

Recortar la inversión pública (que era una de las pocas vías para crear más empleo en estos momentos).

Limitar la aplicación de mecanismos como la jubilación parcial (que está siendo utilizada para afrontar las reestructuraciones de las empresas).

Poner en cuestión la negociación colectiva (muchos empresarios se acogen al argumento de que “si el Gobierno recorta el salario de sus empleados, por qué no lo pueden hacer el resto de las empresas”.

La reforma laboral rompe el diálogo social

No reducirá la temporalidad y no creará empleo.

Las medidas que contempla el Real Decreto Ley del 16 de junio de la reforma laboral:

Generalizan el uso de un contrato (con 33 días de indemnización en el supuesto de despido improcedente) y convierten el contrato ordinario (45 días) en algo
marginal, a desaparecer en el tiempo.

No reducen la temporalidad en contra de lo que hay quien se empeña en afirmar.

Amplían las causas del despido procedente (20 días de indemnización), limitando la tutela judicial y aumentando la discrecionalidad del empresario, que podrá despedir “con menos trabas”.

Permiten al empresario despedir ante la previsión de pérdidas económicas y disminución de pedidos, sin que esta situación se haya producido.

Abaratan el despido para el empresario porque el FOGASA (el Estado) pagará una parte del coste.

Debilitan el convenio colectivo porque permiten al empresario modificar:

Horario y distribución del tiempo de trabajo.

El régimen de trabajo a turnos.

Los sistemas de trabajo y rendimientos.

Sistema de remuneración.

Y descolgarse de la aplicación de los salarios pactado en el convenio sectorial.

Facilitan la entrada de las empresas privadas de intermediación laboral, convirtiendo la búsqueda de empleo en un negocio.

Los parados deberán pagar las gestiones que se realicen para encontrar trabajo

Abren la puerta a que las ETT’s entren en sectores que no estaban permitidos como la minería, construcción, explosivos y la eléctrica de alta tensión.

No refuerzan el papel de los servicios públicos de empleo, sino que son un paso hacia la privatización de un servicio que debería ser gratuito.

Todas estas medidas no servirán para reducir la temporalidad ni para crear empleo. Cuando crezca la economía se volverán a hacer más contratos temporales. Sólo facilitan el despido y lo abaratan.

No será la última agresión

El Gobierno ha anunciado que el siguiente paso será la reforma del Sistema Público de Pensiones.
No han abandonado la idea de:

Aumentar la edad de jubilación de 65 a 67 años.

Aumentar el período de cálculo para fijar la pensión.

Aumentar los años para tener derecho a la pensión.

Suprimir los sistemas de jubilación parcial y anticipada.


Hay que responder a esta situación

Los sindicatos hemos sido los únicos que hemos demostrado, durante todo este tiempo, nuestra responsabilidad.

Hemos apostado por un acuerdo que considerábamos necesario para salir de esta crisis frente a la lamentable actitud de los empresarios, que pretendían aprovechar la coyuntura para obtener beneficios en forma de menos garantías para los trabajadores y menos derechos.

También hemos ejercido nuestra responsabilidad proponiendo al Gobierno y a los partidos políticos un pacto de Estado que colocara por encima de los intereses electorales el objetivo de solucionar los graves problemas que tenemos.

Ahora, cuando se han producido las agresiones, estamos legitimados y cargados de razón para convocar la huelga general, exigiendo que se cambien los planteamientos.


Hay otras medidas que son más útiles y menos dañinas para la parte más débil de la sociedad.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
pepito
fueras la horas extras ha dicho que…
me parece bien lo que contais pero comno o lo podemos realizar con esta gente que en este momento solo estan a meter horas extras como locos, los que mas protestaban estan todos a 12 horas como amimales,esto no es justo que no se precupan de repartir con mas gente que est en el para.que verguenza de sindicatos,que negocian como cobrar las horas extras y os plantais con dos cojones.
NO A LAS HORAS EXTRAS SI AL REPARTO DE TRABAJO

FUERA LOS TRAGONES
antifa ha dicho que…
a la huelga compañeros...
amigo de antifa ha dicho que…
antifa seguro que somos los de siempre y resto a criticar y en casa a ver la tele.

Entradas populares